Misericordia y poder


La riqueza y el poder puedan ser buenas y útiles para el bien común si se ponen al servicio de los pobres y de todos, con justicia y caridad



Ciudad del Vaticano, 24 de febrero de 2016
La misericordia y el poder ha sido el tema de la catequesis del Papa Francisco en la audiencia general de este miércoles en la Plaza de San Pedro a la que han asistido más de 20.000 personas.

El Santo Padre explicó que en varios pasajes de la Biblia se habla de los reyes y los poderosos y también de su arrogancia y sus abusos, no obstante ''la riqueza y el poder puedan ser buenas y útiles para el bien común si se ponen al servicio de los pobres y de todos, con justicia y caridad. Pero, si como sucede demasiado a menudo, se viven como un privilegio, con egoísmo y prepotencia se transforman en instrumentos de corrupción y de muerte''.

La misericordia divina es más fuerte que el pecado de los hombres. Nosotros conocemos su poder cuando recordamos la venida del Inocente Hijo de Dios que se hizo hombre para destruir el mal con su perdón. Jesucristo es el rey verdadero pero su poder es completamente distinto. Su trono es la cruz. El no es un rey que mata: al contrario da la vida. Su encaminarse hacia todos, en particular hacia los más débiles, vence la soledad y el destino de muerte al que lleva el pecado y con su cercanía y su ternura conduce a los pecadores al lugar de la gracia y del perdón''.

Fuente: VIS